Google+ La Esencia Esotérica: Aprende a limpiarte el Aura

viernes, 12 de noviembre de 2010

Aprende a limpiarte el Aura



Hola amigxs, voy a poner una forma fácil de limpiar el aura mediante visualizaciones en su conjunto. Yo lo he probado y funciona (comprobado con el péndulo).

¿Por qué y para qué limpiar el aura de esta manera? Porque te sentirás a nivel físico, psicológico y espiritual como nuevo. Para relajarte hasta tal punto que después meditar será pan comido.

Yo recomiendo hacer este ejercicio antes de meditar o antes de acostarte, podéis poner música suave tipo new age, clásica, etc. Podéis aromatizar el ambiente con incienso e incluso poner unas velitas... (pero ponedlas en un lugar seguro para evitar incendios domésticos).

LIMPIEZA DE AURA

Para realizar este ejercicio, deberéis sentaros en una silla de respaldo recto o en la cama si conseguís tener la espalda erguida. Colocaréis las manos con las palmas boca arriba sobre las rodillas.

Si podéis realizar el ejercicio con los ojos abiertos, mejor, pero yo por ejemplo lo hago mejor con los ojos cerrados. Probad de las dos maneras.

Cuando estéis así sentados, imaginad el contorno de vuestra aura. Es como una burbuja ovalada que os rodea, cuyo diámetro es el doble de vuestro brazo (más o menos). Para saber lo que ocupa por delante, extended el brazo hacia delante (eso sería un radio espero que me entendáis). Imaginad el contorno del aura del color que queráis, pero que sea un color chillón, así como una luz de neón.

Cuando tengáis el aura bien definida en vuestra mente (no hace falta verla), imaginad un tubo que sale por su parte inferior hasta el centro de la Tierra. Será un tubo gordo, fuerte, firme por el que eliminaremos la energía "no necesaria" que tengamos prendida al aura. Para ello, podéis imaginar que la energía es confeti, plumas, rayos... que van cayendo hacia abajo, se meten en el tubo y desaparecen.

Es importante que sepáis que durante este proceso podéis experimentar cosas raras a nivel físico. Yo a veces experimento como escalofríos pero vale la pena.

Una vez hayamos vaciado toda la energía del aura, vamos a imaginar que ésta se va pegando cada vez más y más a nuestro cuerpo, terminando de vaciarse de energía, hasta que esté completamente pegada al cuerpo. Una vez esté completamente vacía, imaginaremos que el tubo se desprende y cae hacia el núcleo de la Tierra, donde se quemará. También podemos cortarlo con unas súper tijeras, lo que prefiráis.

Ahora es el momento de devolver al aura su tamaño normal. Para ello la podemos hinchar como un globo, despegarla del cuerpo con las manos... Una vez tenga su tamaño normal ya habrá terminado la limpieza.

Espero que si alguien se anima a probarlo, después nos cuente su experiencia.

Un saludo de Luz.


Fuente del método de limpieza: "El aura y los chakras" de Karla McLaren. Ed. Sirio.

4 comentarios:

  1. hola! muy interesante. Cuando uno lee estas cosas se pregunta: ¿se puede hacer? y cuando me pasa esto, me acuerdo de una frase del antropólogo Carlos Castaneda, que cuando le pregunta a su maestro espiritual acerca de cómo se hace lo que le está enseñando, éste le responde. "se intenta, muchas veces" Y de eso se debe tratar.
    Mi aura es celeste, y según mi instructora es muy "absorbente", así que debería limpiarla a diario, creo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola María, te invito a que lo pruebes, pues es una experiencia muy gratificante... Tengo que admitir que en un principio este método me pareció muy fantástico y que no era posible que funcionara, pero lo hice (y estudié mi aura antes y después de hacerlo con el péndulo) y vi que sus resultados eran, cuanto menos, sorprendentes.

    Saludos de luz :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias. Deliciosa experiencia. Ciertamente sentí como escalofrío, pero al final, al recobrar su forma y tamaño mi aurea. Primero sentí como entumecidas las palmas de las manos y, al terminar, me sentí como ligera. Gracias por la experiencia. Recomendable.

    ResponderEliminar
  4. Hola anónimo, me encanta que te gustara la experiencia, ya verás como a medida que lo vayas haciendo, cada vez te sientes mejor, aunque tengo que decir que cuando lo haces más a menudo no notas tantas sensaciones como las primeras veces, supongo que porque el aura ya no tiene tanta energía psíquica acumulada en ella. ¡Un saludo y gracias por comentar! Namasté.

    ResponderEliminar