martes, 18 de marzo de 2014

Celebrar la Primavera.

Mona de Pasqua valenciana
Este jueves, día 20 a las 17h 57m comenzará la primavera. El día y la noche tendrán la misma duración y este hecho se viene celebrando desde tiempos inmemoriales. A todxs nos suenan los conejitos de pascua ¿verdad? o los huevos decorados que los niños buscan en los pueblos anglosajones... A algunxs les sonarán las "monas de pascua" tradición más española (yo pensaba que valenciana y catalana, pero por lo que he leído en el enlace a la wikipedia que os he puesto, también hay monas en Murcia, Aragón y Castilla la Mancha), que consisten, originalmente, en una especie de pan quemado con un huevo duro en su superficie.

Huevos decorados por Oshuna

Es de todxs sabido, que todos estos productos se toman en pascua, no en primavera (aunque teniendo en cuenta que la pascua se celebra la primera Luna Llena después del equinocio de primavera... suena en el fondo bastante pagano) en la wikipedia, he descubierto, que la tradición de comer huevos al finalizar el invierno, puede ser una reminiscencia de la Edad de Hielo, pues tras el largo y duro invierno, en primavera las aves volvían a poner huevos, con lo que los humanos se alimentaban de ellos hasta que podían volver a cazar (o recoger frutos y bayas, supongo).

Ostara, Diosa de la Primavera

El día 20, en la versión pagana de las cosas, se celebra Ostara, una celebración de equilibrio, una fiesta relacionada con la fertilidad, en la que se bendicen las semillas que en un futuro serán plantadas y en la que se colorean huevos y se colocan en el altar como talismanes mágicos. En el libro "Wicca, prácticas y principios de la brujería" de Raymond Buckland, nos explica que en el sabat del equinocio de primavera, se puede realizar un ritual para "plantar" ideas que florecerán durante la primavera, el verano o incluso el resto del año. Los colores de esta celebración pagana son el verde claro, amarillo limón y rosa pálido.



Falla de Valencia
Yo, como buena valenciana, no podía dejar de hablarte de las fallas de Valencia. Hoy en día se queman elaborados muñecos el día 19 de marzo de cada año. Recuerdo de mis últimas visitas que había muchas figuras de políticos. En origen, las fallas eran un fuego purificador, en el que quemaba la gente cosas viejas como muebles, ropa, lo que fuera. Como todo, ha evolucionado y ahora supongo que representan en los muñecos todo aquello que quieren purificar, de lo que se quieren deshacer. ¿Es una coincidencia que caiga san José en (o cerca de) el equinocio de primavera o más bien parece que los cristianos se aprovecharon de esta arcaica celebración pagana para instaurar la suya propia? A mí me parece más bien lo segundo.

¿Y tú? ¿Cómo celebras la llegada de la primavera?


Namasté.
Comparte Este Post