sábado, 18 de enero de 2014

Tarot: Los Amantes + El Diablo.



Hace poco, le hice una tirada a una amiga y las dos últimas cartas eran Los Amantes junto con el Diablo. Utilicé las cartas del Tarot de las Hadas y, para mi sorpresa, los ojos pillos del Diablo me hicieron ver que complementaban de manera muy juguetona con el significado de los Amantes.

La carta de los Amantes, se suele interpretar como una bifurcación, como el tener que tomar una decisión cuando se te abren dos caminos frente a ti. Según la pregunta y según el resto de las cartas, también puede significar el Amor, una nueva relación y asuntos relacionados con el enamoramiento y el corazón.

El Diablo… tradicionalmente no es una carta muy positiva, pues nos habla de la parte oscura de nuestro ser. Es todo aquello que no queremos ver porque nos hace sentir que no somos buenas personas. Aunque, a veces, el Diablo va más allá y simboliza la pasión, nuestra parte más animal sin la que no seríamos personas completas.

Al combinar los Amantes con el Diablo, lo que vi fue una relación amorosa inundada por la pasión. Es algo muy positivo, pues el amor está íntimamente relacionado con el sexo… una relación amorosa con problemas en el ámbito sexual, ha de ser muy fuerte para que pueda seguir floreciendo, al igual que una relación basada en las relaciones sexuales sin tener nada más en cuenta, lo más probable es que esté condenada al fracaso.

Los Amantes con el Diablo, me recuerdan al equilibrio perfecto en una balanza, por un lado tenemos el amor, el romanticismo, todos aquellos aspectos que hacen que tengas una relación feliz, la comprensión, la confianza mutuas… y por el otro lado, tenemos la parte más salvaje, el erotismo, el placer carnal que consigue que los cuerpos, entren en comunión y al hacerlo, se unan además las almas, llegando a trascender más allá de los sentidos, llegando a unir a dos personas de manera íntima y consciente.


La fusión entre ambas cartas, nos llevan a hablar de algo tradicionalmente prohibido, pues en nuestra sociedad está mejor visto hablar del amor, pero no del sexo (aunque por suerte, las cosas poco a poco están cambiando). Y lo que me hace hablar de ello, es mi deseo de que todxs encontremos en algún momento de nuestra vida a alguien con quien compartir nuestra particular visión de Los Amantes junto con El Diablo, que saque lo mejor de nosotrxs y al mismo tiempo, nuestra parte más apasionada, pues al despertar ambas, lo que somos capaces de crear está fuera de cualquier límite impuesto por cualquier ser humano.

Namasté.
Comparte Este Post