jueves, 11 de septiembre de 2014

El Destino y las Predicciones en Tarot

Me preguntan algo, cojo las cartas y barajo. Y barajo y barajo hasta que mi cuerpo me dice ¡basta! a veces, mientras barajo, siento tristeza. Otras veces, mientras barajo, siento conexión, y otras alegría o satisfacción. Y sé que estoy haciéndolo bien porque siento. Cuando tenía 18 años, poco más o menos, fue la primera vez que me di cuenta de que podía sentir (a veces, no siempre) sentimientos que no eran míos, que pertenecían a otrxs. Y, sé desde lo más profundo de mi ser, que si no fuera así habría apartado las cartas en algún cajón hace mucho, mucho tiempo.

Hoy, mientras le explicaba a una persona cosas sobre el Tarot, pensé: esto podría publicarlo en el blog. Y si en ese momento lo hubiera escrito, sin esperar, este artículo habría tenido un tinte totalmente distinto. Quería escribir sobre las predicciones. Que todo lo que nos dicen las cartas no tiene por qué ocurrir, que podemos cambiarlo con las pequeñas-grandes decisiones que tomamos día a día, momento a momento. Por ejemplo, imagínate que te hacen una lectura de Tarot sobre amor y te dicen que durante este año no vas a encontrar pareja. Pues, sí, puede ser, pero también puede ser que no. Porque igual te dicen esto y tú extrapolas y piensas "pues la verdad es que no salgo mucho y tengo pocas oportunidades de conocer gente nueva". Entonces, llamas a un amigx, y le dices: "oye, hace mucho que no salimos, ¿qué te parece si vamos al concierto de unos conocidos míos, a una hora de aquí?" y te dice que no. Y entonces, dices "pues yo voy a ir aunque sea sólx, aunque sólo conozca a estas personas por Internet y me de un miedo terrible". Entonces, vas, habiendo quedado previamente con tus conocidxs internáuticos, y al poco tiempo, empiezas a salir con el que tenías más contacto y conocías mejor... y cambias por completo la predicción que te hicieron.

El destino, puede que esté escrito y puede que no, pero estoy segura de que no es inamovible, que somos nosotrxs, con nuestras decisiones diarias quienes lo conformamos... siempre me imagino el destino como un libro que se va escribiendo tal y como van ocurriendo las cosas, un libro enorme, que tiene siempre a mano un borrador por si decidimos hacer algo distinto a lo que habíamos pensado.

Y el Tarot, nos muestra lo que ocurrirá si no cambiamos nada, es decir, muestra lo que pasará si seguimos actuando, pensando, y viviendo tal y como lo hacemos habitualmente.

A veces, sólo a veces, me gustaría no ser tan empática, no sentir cuando otra persona siente, tristeza, alegría, porque me afecta. Pero después, pienso que todxs y cada unx de nosotrxs tiene la oportunidad de forjar su destino, y... se me pasa.

Namasté.

Comparte Este Post

4 comentarios :

  1. La empatía... Es un don! No lo pierdas nunca!! Creo que es importante protegerse, pero no cerrarse a percibir. ¡Un beso guapísima! Me encantó el post!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Luna! Sí, es un don, aunque a veces cuando notas cosas tristes, es un poco... rollo... pero sí, ¡¡¡es maravilloso poder empatizar a la hora de hacer una tirada!!! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola. Soy nueva en tu blog y quiero decir que hasta donde he leido ne ha gustado bastante. Una amiga me regalo una baraja de tarot, todo bien hasta ahi pero de un tiempo para aca cuando tomo el mazo siento que me repele por lo cual casi no las tomo, esto es muy diferente al inicio cuando me las dieron ya que si las tomaba sentia un calor agradable o un cosquilleo que me transmitia paz y confianza. ¿Habla alguna forma de volver a acercarme a ellas sin sentir cosas desagradables? ¿ellas al igual que nosotros acomulan malas energias?
    Un abrazo y gracias por compartir tan valiosa informacion en este blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Si al principio te resultaba agradable coger las cartas y ahora ya no, lo más probable es que necesiten una limpieza. Puedes limpiarlas poniéndolas sobre una geoda durante un tiempo, pasando carta por carta por el humo de un incienso, con Reiki... Intenta limpiarlas y cargarlas con la Luna llena y después pasa el mayor tiempo posible con ellas siempre que no te resulte desagradable. Si tienes péndulo o te fabricas uno puedes comprobar si necesitan la limpieza u otra cosa. Lamento mucho la demora en contestar, si tienes cualquier otra duda pregunta y si realiza la limpieza me gustaría saber si te ha dado resultado. Namasté.

      Eliminar