lunes, 2 de febrero de 2015

¡Celebra Imbolc!

Recuerdo como en un sueño cuando era pequeña ir en procesión desde el oratorio hasta la iglesia portando velas finas encendidas. Y en la iglesia no recuerdo bien qué pasaba, pero recuerdo que o bendecían las candelas o algo parecido... cuando volví a casa mi madre me dijo que teníamos que guardar esa vela hasta el año siguiente porque era de fuego sagrado.

thetripwitch.com
Era muy pequeña, no recuerdo bien los detalles y en mi casa, aunque todxs católicxs, no era habitual ir a misa. Lo que ahora sé y que entonces no sabía, era que sin quererlo, sin saberlo, en realidad estábamos celebrando todo el pueblo una fiesta pagana.

Hace tiempo vi una miniserie titulada "Las brumas de Avalon", serie que me encantó y que recomiendo. Pues bien, trata de la historia de Morgana, Ávalon y demás. Lo que voy a decir es spoiler, así que si la quieres ver, salta al próximo párrafo. En la serie, hay un momento en que Morgana estaba triste porque veía que la Antigua Religión (es decir el paganismo) se estaba perdiendo, pero en un momento dado vio a una mujer venerando a la Virgen María y se percató de que la Antigua Religión no se perdía, sino que se transformaba en otra cosa.

En otros artículos he hablado de las semejanzas entre el cristianismo y el paganismo, en las celebraciones que se hacen en mi lugar de nacimiento y en otros sitios de España. E Imbolc, está relacionado con la Candelaria. Obviamente, Imbolc estuvo primero y después se transformó, cosa que no tiene por qué ser mala, siempre que cada una de las personas sea capaz de respetar y aceptar las creencias de lxs demás.

Hay un refrán en valenciano, que dice: "Si la Candelaria plora, l'hivern és fora i si es riu, ja ha arribat l'estiu" que, traducido libremente significa que si la Candelaria llora (si llueve) se termina el invierno, pero si se ríe (si hace sol, si el tiempo es bueno) ya ha llegado el verano, haciendo alusión a que es el momento del año en el que haga el tiempo que haga, se inicia el calor, y esto es, en esencia, de lo que trata Imbolc.

Y es que, entre otras cosas, Imbolc es una fiesta en la que celebrar nuevos inicios, una fiesta de purificación. Este año, 2015, me coincide Imbolc con un nuevo inicio importante en mi vida. Así que me centraré en celebrarlo, seguramente encenderé velas y todavía no sé muy bien qué más haré, probablemente limpiaré energéticamente mi casa y mi cuerpo.

¿Y tú? ¿Celebras Imbolc? ¿La Candelaria? ¿Cómo lo haces?

Namasté.
Comparte Este Post