lunes, 4 de noviembre de 2013

Curso de Péndulo y Radiestesia. 4- El punto más alejado y las plantillas

EL CONCEPTO DEL PUNTO MÁS ALEJADO

Otra forma de utilizar el péndulo, tiene que ver con el concepto del punto más alejado. Significa seguir la dirección del movimiento más alejado de ti. Se puede utilizar para encontrar objetos, personas, o lo que quieras. Consiste en pedirle al péndulo que te muestre una dirección, por ejemplo: "Quiero saber en qué dirección está mi coche" o "Quiero saber en qué dirección está el enchufe más cercano", etc. Entonces, el péndulo empezará a balancearse y a moverse ya sea hacia la derecha, izquierda, delante e incluso detrás, hasta que esté apuntando hacia el objeto que le has pedido. Entonces el movimiento oscilatorio se mantendrá apuntando en esa dirección. Una aplicación práctica de este movimiento es en las plantillas.



CREACIÓN DE PLANTILLAS PARA EL PÉNDULO

El péndulo puede ofrecerte más respuestas a parte del “Sí”, “No” y el “Quizás / pregunta incorrecta”. Basándonos en el concepto del “punto más alejado”, podemos afirmar que un péndulo puede indicarnos una dirección determinada. ¿Cómo? “Apuntando” de forma rectilínea hacia un punto concreto, hacia el cuál oscilará con más fuerza que en su retorno. Por ejemplo, estando en tu habitación, y a cierta distancia de la puerta, pídele al péndulo que te indique dónde está ésta. El péndulo “apuntará” con su movimiento hacia dónde la puerta se encuentre.

Aprovechando este movimiento, puedes crear plantillas con diferentes opciones de respuestas que vayan más allá del “Sí”, “No” y “Quizás / pregunta incorrecta”, para que el péndulo te indique una de ellas.

Crear tus propias plantillas para trabajar con el péndulo es un ejercicio satisfactorio y entretenido. Además, en muchos casos será necesario, y le aportará tu toque personal, creando aún una mayor conexión con tu péndulo.

MATERIALES

• Papel, cartulina o cualquier superficie sobre la cual se pueda dibujar y escribir.
• Lápiz, bolígrafo, rotuladores.
• Transportador de ángulos.
• Compás (si es con adaptador para bolígrafo/rotulador, mejor).
• Regla.


PROCEDIMIENTO

Las plantillas pueden ser circulares o semicirculares. ¿Cuál elegir? Muy sencillo: antes de empezar a dibujar la plantilla, hay que pensar cuántas opciones de respuesta tendrá. Cuantas más respuestas, más espacio necesitarás. Para una sencilla plantilla de pocas respuestas, como por ejemplo “Sí”, “No” y “Quizás”, basta con una semicircular. Si hay muchas opciones de respuestas, como por ejemplo una plantilla con el abecedario, mejor una circular.

Una vez lo tengas claro, es el momento de crearla. Para ello, traza una circunferencia de diámetro conveniente (si la plantilla será un círculo), o una línea recta horizontal sobre la cual trazarás el arco de la semicircunferencia. Con la base de la plantilla dibujada, hay que dividirla en diferentes secciones (tantas como respuestas quieras incluir). El método es muy fácil: 

• Si es una semicircunferencia, debes dividir 180 entre el número de respuestas (ya que una circunferencia tiene 180 grados); la cifra resultante será el número de grados que tendrá de “ancho” el espacio para cada respuesta. Ahora no tienes más que coger el compás y aplicarle ese ancho con la ayuda del transportador de ángulos, para marcar sobre el arco de la semicircunferencia dónde irá cada línea divisoria, empezando por uno de los extremos. Cuándo tengas todas las marcas, sólo tendrás que unirlas mediante una línea al centro de la línea de la base de la semicircunferencia. El resultado obtenido será una plantilla semicircular dividida en sectores, en los cuales anotarás cada una de las respuestas.

• En el caso de que sea una plantilla circular, deberás seguir el mismo método, teniendo en cuenta que una circunferencia tiene 360 grados y no 180 (esto es, que deberás dividir 360 entre el número de respuestas). Recuerda en este caso de marcar también el centro de la circunferencia, ya que es donde confluirán las líneas de cada sector.

Es recomendable que tengas espacio suficiente en la superficie donde dibujes la plantilla para posibles anotaciones o indicaciones que quieras escribir. También sería conveniente, aunque no obligatorio, que en cada plantilla que crees dibujes una pequeña plantilla adicional para la confirmación de las respuestas (bastará con un pequeño semicírculo donde aparezcan las respuestas “Cierto”, “Incierto” y “Premeditado”, por ejemplo). También puedes policromar tu plantilla, añadirle dibujos personales… todo lo que creas conveniente, debes hacerlo, ya que tu intuición es uno de los puntos más importantes en esta doctrina.

Namasté.

Puedes ver el curso completo aquí.


Comparte Este Post