miércoles, 1 de octubre de 2014

Tarot personal: El Ermitaño.




El faro ilumina la noche con su haz de luz. La Luna creciente, al igual que el conocimiento del sabio, que haciendo yoga nos muestra su veteranía y su experiencia. El Ermitaño vive en contacto con la naturaleza, de ella extrae la sabiduría, la paciencia, pues él sabe que siempre queda algo por aprender. En ocasiones hay que darse cuenta de que no siempre es bueno ser impulsivo, muchas veces tenemos que meditar antes de tomar una decisión, tenemos que elegir el camino más sabio: éste es el momento del Ermitaño.

Namasté.
Comparte Este Post