miércoles, 4 de marzo de 2015

Respondo a tu pregunta: ¿Qué limpieza debo hacerme si leo un oráculo?

Hace tiempo, en la página de facebook del blog, Elizabeth me hizo dos preguntas muy interesantes para que las desarrollara en el blog. Hoy voy a contestar a una de ellas y en un próximo post la semana que viene contestaré a la otra.

"Me gustaría que hablaras sobre la limpieza que se deben hacer las personas que leen Tarot o Runas"E.I.Q.

Limpieza de lectores de oraculos Tarot Runas Dados Espejos Esencia Esoterica
La pregunta de Elizabeth es realmente interesante. Y me da la impresión de que hay tantas respuestas como personas hay en el mundo. ¿Por qué? Pues porque por mucho que intentásemos hacerlo todo el mundo igual, la preparación antes y después de realizar una consulta de cualquier oráculo, es un rito personal y hasta cierto punto intransferible. Porque cada aliento, cada vez que se hace, tiene un matiz distinto, una ligera diferencia que lo hace especial, único e irrepetible.

Mi respuesta a esta pregunta, me temo que la aprendí a base de palos, de leer un poco de aquí y un poco de allá. Incluso de ver trozos de programas de Tarot en televisión habiendo días que hacía zapping.

Yo me protejo con un incienso de una marca muy concreta (que no pienso publicitar) que hace alusión a un arcángel. ¿Lo más irónico? Yo no creo en los arcángeles. Y, sin embargo, ese olor me traslada, me ritualiza, me ayuda a leer las cartas. Una vez un amigo médium me dijo que en nuestro pelo se pega mucha “basura psíquica”, por lo que resulta recomendable ponerse un turbante o pañuelo en el pelo antes de leer las cartas. Lo he hecho alguna vez, resulta divertido explorar un tipo de moda con el que no me siento demasiado identificada. Una vez haciendo zapping vi a una tarotista con el turbante puesto y pensé, anda, así que este es el look anti-malas-vibras…

A mí me gusta rodearme de mis piedras durante las consultas. La Amatista me inspira a la vez que me protege y los cuarzos siempre son una buena opción. Es conveniente no cruzar brazos ni piernas si quieres conectar con la otra persona, pero si notas demasiada energía, puedes protegerte cruzándote de brazos y piernas. Automáticamente tu aura se hará más compacta y por lo tanto impedirá que penetre tanta energía en ella.

Si te digo la verdad, aunque he leído de gente que se da baños con ruda y hierbas, yo nunca lo he probado. Estoy segura de que funciona, las plantas son muy buenas. Pero no lo he probado. Lo que sí que he probado es a visualizar cómo el agua va eliminando los restos de energía que o no me pertenece, o no necesito. Durante la ducha es sumamente fácil hacerlo ya que puedes visualizar que el jabón ayuda a despegar la basura psíquica y que toda esa energía se va por el desagüe junto con el agua y el jabón.

Más que limpiezas… yo fomentaría entre quien se quiera introducir o ya lo esté en el bello mundo de los oráculos, es que trabaje con su energía personal y que aprenda a fortalecer su campo áurico. Está claro que todo se complementa, pero si tienes un aura fuerte, será más difícil que penetre o se quede pegado a ti algo que no sea tuyo o no necesites. Una buena forma es trabajando la energía de los chakras y haciendo yoga, aunque hay otras alternativas como el Reiki u otras disciplinas que tengan en cuenta tanto el cuerpo como las energías.


Y por último, no te compliques, busca cosas sencillas con las que te sientas a gusto. Una buena ducha con una buena visualización te aseguro que te puede cambiar la vida. Y, sobretodo, échale imaginación y personaliza tus ritos, pues es la mejor manera de aprendértelos y que te funcionen.

Namasté.

P.S.: Si tienes alguna pregunta que quieras que desarrolle en el blog, ¡contacta conmigo!.
Comparte Este Post